La ausencia de Wert, protagonista de la fiesta del cine