Kristen Stewart: ojeras, muletas y un vestido equivocado en los Oscar