La NASA llega con la nave New Horizons al punto más lejano de la historia espacial