Un gusano le perfora la córnea y el iris y le deja sin visión en el ojo derecho