Un pueblo celebra en octubre la Navidad por un niño con cáncer terminal