La caravana de Podemos en Melilla recibe el disparo de un perdigón