Un cáncer terminal no le impide asistir al nacimiento de su hijo