Cientos de cadáveres hacinados en la Facultad de Medicina