Dentro del contenedor de basura había un bebé