Una banda armada de adolescentes desata el pánico en las calles de Londres