La banca comienza a pagar el impuesto de las hipotecas