La ayuda de los 400 euros se mantiene para las rentas inferiores a 8.000 euros