Aumentan los robos y la violencia en las calles de Río de Janeiro