El apocalipsis zombi llega un año más a Ciudad de México