Los alumnos cántabros tendrán una semana de vacaciones cada dos meses