Alfonso Rus, posible nuevo nombre en la corrupción valenciana