EEUU y Reino Unido intensifican los controles en aeropuertos por el Ébola