El acusado de saltar sobre 79 lechones dice que fue "una payasada de chaval" y que no mató "a ninguno"