Una familia de cuatro elefantes asiáticos se instala en el Zoo de Madrid