Zapatero reconoce que la subida impositiva podría afectar al IVA, al tabaco, alcohol y gasolina