El Vaticano abre al público como museo la residencia papal de verano