Varios pacientes infectados de hepatitis C en un centro de diálisis de Tarragona