El 'León' vuelve a rugir