Un vagabundo muere tras quemarse la barba por dinero