La UE volverá a examinar la solvencia de los bancos a principios de 2011