Donald Trump celebró Año Nuevo con un ladrón de arte con conexiones con la mafia