Tobias Ellwood, el diputado que intentó, sin éxito, reanimar al agente acuchillado