Tensión republicana a pocas horas del segundo debate