Taylor se declara inocente de los crímenes que se le imputan