Sydney amanece bajo una impresionante luz roja