Madrid estudia denunciar a los bancos que le vendieron swaps