El Supremo revisa el caso del joven que lleva más de 21 años en coma