Sacresa presenta el concurso de acreedores con una deuda de 1.800 millones de euros