Así es el ejército inflable con el que Putin engaña al enemigo