El robo de cartón saca millones de euros de los contendores públicos