El rey ve un futuro para España de "bastantes" sacrificios