El Reino Unido despliega al Ejército ante la posibilidad de otro atentado inminente