El silencio de Rajoy sobre sus ministros desata las especulaciones