Rajoy tacha de disparate la política exterior de España tras la visita de Moratinos a Gibraltar