Las mascotas también tienen su pub en Londres