Portugal acude a las urnas sin resultados claros y con los ecos del rescate