Pompa y boato dignas de los zares para la cuarta toma de posesión de Putin