Pistoletazo de salida a la sucesión de Rajoy