El Papa asegura que los abusos a menores son una enfermedad