El padre de Nadia, un estafador profesional