Javier Fernández se reúne con el Rey con un PSOE fracturado