El PP catalán quiere restringir el empadronamiento a los inmigrantes irregulares