Tras la venta de Opel, UGT exige una reforma en el plan industrial de Magna