Obama admite que sigue habiendo diferencias entre las principales economías sobre el clima