La OMS eleva a 236 los casos confirmados en todo el mundo